La Casa Grande

La Casa Grande (s XVII). Barroco-Mudéjar.

La Casa Grande (s XVII). Barroco-Mudéjar. Fuente: propia.

La llamada Casa Grande se encuentra flanqueando el lado Sur de la Plaza de Abajo -denominación popular-, amplio espacio público, que funciona y desempeña las funciones que una plaza mayor de cualquier pueblo castellano.

En realidad es un amplio rectángulo, dividido en tres pisos en altura y con una airosa torreta-mirador en el lado Este -o izquierdo-. Tipología muy frecuente en Granada, en especial en los barrios de San Jerónimo, San Matías y de la Magdalena. Aunque, al contrario que aquí, no presenta un patio porticado y blasonado en su centralizador, lo que nos lleva a pensar que no sería en su origen una fundación de una familia -más o menos aristocrática- para su residencia particular, por lo que sospechamos que tendría otra finalidad.

Esa misma semejanza con lo granadino también se da desde el punto de vista constructivo. Así, si para los paramentos murales se emplea ladrillo, para los elementos estructurales, jambas, dinteles y frontones, se usa la cantería -en este caso el asperón tan abundante en el lugar-, siendo estos últimos elementos los que la definen desde el punto de vista estilístico.

En consecuencia estamos ante un interesante ejemplar de casa típica del barroco pleno -segunda mitad del XVII-, donde aún hay una presencia muy rotunda de los elementos de tradición mudéjar, estando muy bien resuelta su fachada, pues de su interior únicamente destaca la cúpula sobre pechinas que remataba originariamente la caja de la escalera.

En el primer piso, cuya portada de arco apainelado no aparece centrando el conjunto, sobresalen sus hermosas ventanas adinteladas, coronadas por hermosos frontones curvos y rotos. En el segundo, el más noble, se cambian los ritmos, pues son pequeñas ventanas adinteladas con el mismo tipo de frontón, excepto el situado sobre la puerta que es un gran balcón enmarcado por un hermoso alfiz, siendo además en ambos cuerpos de una gran calidad la rejería. Por último, una amplia y volada cornisa los separa del último con una proliferación de ventanas semicirculares.

Varias hipótesis se han barajado sobre los promotores de su construcción. En algunos momentos pensamos que podría ser el gran mesón que el primer Marqués de la Rambla mandó levantar en la localidad, del que incluso tenemos varios pagos de obra. No obstante, por algunos documentos parece deducirse que fue construida por los albaceas y patronos de la fundación creada por la Madre Marta de Jesús -la denominada Casa Almagro– de la plaza- para utilizarla también como mesón a fin de albergar a viajeros y carruajes, que con sus ingresos se ayudaría a sufragar los gastos del Hospital de la Misericordia.

Texto de Lázaro Gila Medina