Protohistoria y Antigüedad

Anverso de moneda romana encontrada en el camino del Buitre

Anverso de moneda romana encontrada en el camino del Buitre. Fuente: Rafael Rubio.

La localización en una zona de paso que conecta las costas mediterráneas del Sur-Este peninsular con el valle del Guadalquivir y la Meseta justifica la continuada presencia humana en estos territorios donde existen claros indicios de poblados Iberos en diversas localizaciones muy próximas al casco urbano, algunas de las cuales ya eran asentamientos durante el Bronce y continuaron pobladas hasta bien avanzada la época medieval.  En base a testimonios de algunas personas sabemos del hallazgo de algunos idolillos de metal -característicos del pueblo ibero- en las inmediaciones de Cújar.

Molino romano encontrado en la Alamedilla

Molino romano encontrado en la Alamedilla. Fuente: Rafael Rubio.

Zanjado el debate sobre la localización de Vergilia, nombre de la ciudad romana al que por error se asoció Cabra durante siglos, hemos de conformarnos con una presencia mucho más modesta, aunque no por ello faltan restos materiales de esta época.

Otros testimonios, en este caso escritos, dan cuenta del hallazgo de algunas monedas romanas en las inmediaciones del barrio de las cuevas. También informamos de la localización de un molino romano encontrado en una zona cercana al paraje de la Alamedilla, así como de otras monedas, como las encontradas en el camino del Buitre y la que recientemente halló un agricultor en el haza de la Muela.

Base de una columna de caracteres corintios que se hallaba en la casa de Cerdá

Base de una columna de caracteres corintios que se hallaba en la casa de Cerdá. Fuente: propia.

Es precisamente este lugar, el haza de la Muela, el que menciona Gámez Vera en su manuscrito donde encontraron diversas tumbas, alguna de las cuales contenía restos humanos y de un ajuar. Bien, pues todo parece indicar, a tenor de la tipología de las cistas y de los restos encontrados que en esta zona hubiera una necrópolis romana. La moneda recientemente descubierta vendría a corroborar la hipótesis, pues era costumbre heredada de los griegos, que el pueblo romano enterrara a sus muertos con una moneda en la boca (para pagar a Caronte el paso al hades).

Moneda romana del emperador Comodo encontrada en el haza de la Muela

Moneda romana del emperador Comodo encontrada en el haza de la Muela. Fuente: Pepi Muñoz y Rafael Rubio.

El mismo Gámez Vera nos habla de un panteón encontrado en esta misma zona, aunque cabe preguntarse si se refiere a las cistas, o a uno de los característicos edículos levantados por los romanos junto a los caminos para preservar la memoria de sus familiares fallecidos. En conexión con esto último cabría asociar una base de columna de tipología corintia que estuvo en el patio de la casa de Cerdá hasta el comienzo de las obras de rehabilitación y que lamentablemente ha desaparecido.

Precisamente gracias a una fotografía de Cerdá y Rico conocemos una epigrafía que formaba parte de un sillar de la casa del actual convento. Aunque resulta muy complicada su lectura, parece tratarse de caracteres latinos.

Epigrafía junto al pilar de "las Monjas"

Epigrafía junto al pilar de “las Monjas”. Fuente: Colección Cerdá y Rico.

Artículos relacionados: