Jerónimo de Sanvítores

(s XVII. Corregidor, legítimo propietario del lienzo del Cristo de Burgos)

Noble burgalés vinculado a ésta villa, ya que el 14 de Septiembre de 1637 cedió el Sagrado Lienzo del Stmo. Cristo de Burgos al pueblo de Cabra “…perpetuamente para siempre jamás…”, como reza la escritura de donación.

D. Jerónimo marchó a Guadix, donde había sido nombrado corregidor por el rey Felipe IV –esta localidad junto con Baza y Almería formaban un único corregimiento- y hasta 1640 alternará su vida en Guadix con largas estancias en Madrid, donde desempeñaba importantes cargos cortesanos. Así, por ejemplo, sabemos que era miembro del Consejo de Hacienda y Gentilhombre de Cámara de su Majestad. Sin embargo, no se olvidará de esta localidad, donde tenía algunos intereses creados, los cuales a partir de ahora va a acrecentar con denodado ahínco y entusiasmo.

Y es que, efectivamente, él ya pertenecía a la nobleza, pues era Señor de la villa de Palazuelos de la Sierra, (Burgos); alcalde mayor y perpetuo de la misma Burgos, caballero de la orden de Santiago, etc. Deseando potenciar su carrera ascensional para llegar a la alta nobleza, comienza a adquirir gran cantidad de bienes, tanto rústicos como urbanos, en esta localidad. Con ellos instituyó un mayorazgo, que le iba a servir de punto de partida en su intento de escalar y ocupar, lo mas rápido posible, un lugar destacado dentro de la alta nobleza –el estamento privilegiado, por excelencia, dentro de la sociedad del Antiguo Régimen-.

Fue nombrado Señor de Cabra y su hijo José sería Vizconde de la villa y posteriormente el primer Marqués de la Rambla de Cabra del Santo Cristo. Otro de sus hijos, Diego Luís, ingresó en los Jesuítas y murió martir en la isla de Guam.

Datos extraídos de diversos textos de Lázaro Gila